¿Se te olvidó la contraseña?

¡Relax! No sufras. Cógelo suave y sigue mis instrucciones. Primero, entra el correo electrónico que registraste en el encasillado. Luego de darle al botón rojo recibirás un correo electrónico para que cambies tu contraseña. Viste que bueno soy… ¡seguimos!